Joan Rabascall 1960-1970's

Joan Rabascall, "Sin título", 1968 ensamblaje de 16 collages plastificados sobre un tablero magnético 98 x 98 cm
Joan Rabascall, "Flight TWA", 1968 collage sobre papel 39 x 50 cm
Joan Rabascall, "Western", 1965 collage sobre papel 50 x 65 cm
Joan Rabascall, "Jupe", 1966 collage sobre papel 50 x 65 cm
Joan Rabascall, "Sin título (Serie 'Essai sur une Psychologie Collective')", 1965 collage sobre tela 16 x 24 cm
Joan Rabascall, "Sin título (Serie 'Essai sur une Psychologie Collective')", 1966 collage y pintura acrílica sobre tela 16 x 24 cm
Joan Rabascall, "Position 4. Hommage à Marcel Duchamp (Serie Mass Media)", emulsión fotográfica sobre tela 120 x 120 cm
Joan Rabascall, "Retorno Libertad", 1969 emulsión fotográfica sobre tela 120 x 120 cm
Joan Rabascall, "Crime London", 1971 emulsión fotográfica sobre tela 120 x 120 cm
Joan Rabascall, "Horoscope Personnel", 1969 emulsión fotográfica sobre tela 120 x 120 cm
Joan Rabascall, "La Voix de Son Maître", 1972 emulsión fotográfica sobre tela 120 x 120 cm
Joan Rabascall, "His Master's Voice", 1975 emulsión fotográfica sobre tela 100 x 100 cm
Mayo - Septiembre 2020

“Al margen de su condición estética (cuestión que se puede relacionar parcialmente con la noción de gusto), el arte debe ser un elemento de comunicación y de aportación crítica. A partir de esto, el arte puede tener voz en la renovación de la cultura. En todo caso, yo no lo concibo más que como un testimonio que aporta datos y plantea cuestiones a la sociedad, la historia y el arte”
(Joan Rabascall, 1976)

Irónico, mordaz y provocador, la obra de Joan Rabascall (Barcelona, 1935) siempre ha girado en torno a la denuncia política y social. Tras instalarse en París en 1962 gracias a una beca para estudiar en la Escuela Nacional de Bellas Artes comienza poco después a desarrollar su carrera como artista conceptual. Rabascall utiliza su arte como una denuncia ante las formas artísticas tradicionales cuestionando incluso lo que hasta entonces habían sido los conceptos ideales de belleza, técnica o calidad utilizando para ello nuevos soportes y medios plásticos como son la impresión digital, la reproducción fotográfica o el video. Una auténtica ruptura ante los convencionalismos artísticos y estéticos previos; ahora la idea o el concepto cobran un valor fundamental.